Primer día en Japón

4 comments | in | about Viajes | March 5, 2014

¡Pues ya estamos aquí!

El viaje

Ha sido un viaje bastante accidentado. Laurie salía de Bruselas y yo de Madrid. Y en teoría nos encontrábamos en Moscú donde hacíamos escala y de allí a Tokyo. Todo esto con una compañía rusa llamada Aeroflot.

Pero esto de viajar no es una ciencia exacta 🙂 Por una avería técnica Laurie estuvo en la pista durante 2 horas de pesadilla hasta que su avión salió de Bruselas, perdiendo el enlace en Moscú. Así que le cambiaron el vuelo pasando por Beijing, China. Donde estuvo otro porrón de horas. Encima, para cuando llegó a Tokyo, 5 horas más tarde de lo previsto, habían perdido la maleta. A ver si con suerte nos la traen mañana cuando la recuperen, que está por ver. Ya sabéis chicos y chicas, echaros ropa interior y una muda siempre en la maleta de mano por si las moscas.

En fin, yo llegué sin demasiadas complicaciones a Tokyo e incluso aprendí algunas palabras de ruso con mi compañero de avión. Hacía un día espectacular, soleado y recordé bastante cosas de mi anterior visita mirando por la ventanilla. Ni que decir tiene que iba flipado y más emocionado que un niño con su primera partida al Street Fighter.

Tras llegar en tren a Tokyo, el taxi me dejó por error a 15 minutos de casa. Menos mal que un viejecito japonés al que le pregunté me acompañó un buen trecho. No paraba de hablar japonés e incluso subirse a repisas escalando para señalarme números de calles. Yo le decía a todo que sí (“hai”) sin enterarme de mucho Me parece increíble que lográramos medio entendernos solo por señas.

Tras el viejo tuvo que ayudarme una repartidora que iba empujando un carro enorme que debía pesar una tonelada. Le pedí ayuda enseñándole la dirección y sin decirme nada, se dio la vuelta y echó a correr empujando su carro. Me quedé a cuadros, pensaba que había pasado de mí. Cuando estaba a muchos metros, se dio la vuelta y me gritó como diciendo: “¡Eh tú pardillo, ¿a qué esperas?”. Eché a correr siguiéndola y me guió finalmente hasta el piso. Me deshice en “arigatos” 🙂

Tras más de 24 horas de viaje por fin estaba en mi nueva casa. Esta es la habitación a los pocos minutos de llegar, veintidós metros cuadrados no dan para mucho.

1394029070363

El barrio de Ueno

Mientras esperaba a Laurie me dí una vuelta por el barrio. Estamos en una zona de Ueno muy tranquila, edificios bajos de formas dispares según lo normal en Tokyo que no sigue un plan urbanístico claro y cada edificio es distinto a los demás. El barrio tiene su encanto, me encontré varios mini-templos shintoistas escondidos entre los edificios. Todos tienen una campana para llamar al Kami, es decir, al espíritu que habita el templo. Lo habitual es dar una ofrenda (unas monedas), darle a la campana para llamar la atención del espíritu (que puede ser la alegoría de cualquier cosa, pero predominan los animales) y luego orarle. Cuando digo “mini-templos” me refiero justo a eso, hay uno a cinco metros de mi portal que no ocupará ni diez metros cuadrados. Supongo que un japonés se quedará igual de flipado que yo paseando por ejemplo por Córdoba y viendo las vírgenes y Jesucristos sangrando en cada esquina. Por cierto, ¿sabías que el gato que mueve la patita este que se ve en los chinos en España es en realidad un kami japonés? 🙂

Paseando encontré una tienda de alimentación y compré unas gyozas para la cena. Lo que más me sorprendió fue encontrar en la sección de vinos de esta tienda que era pequeñísima un Jumilla, ¡toma ya! Los productos murcianos dando fuerte al otro lado del mundo 🙂

IMG_20140305_113324

Horas más tarde llegó Laurie reventada del viaje y sin maleta 😀

Visita al parque de Ueno

Esta mañana, después de dormir un montón de horas del tirón dimos un paseo por el parque de Ueno que tenemos a 20 minutos de casa. Ya lo conocíamos de nuestra anterior vez en Japón. Es realmente bonito, con varios templos, pasillos de toriis y un lago lleno de plantas acuáticas. Llovía y hacía algo de frío así que no me pude llevar la cámara. Os pongo algunas fotos que tomé con el móvil.

IMG_20140305_130902

IMG_20140305_130354

¿Qué fue antes? ¿El árbol o la casa? 😀

IMG_20140305_130650

IMG_20140305_130512

Esto es otro Kami, en este caso un pez.

IMG_20140305_130500

IMG_20140305_130249

IMG_20140305_125921

IMG_20140305_125840

IMG_20140305_125728

IMG_20140305_125249

IMG_20140305_124813

¡Ramen y tempura de nuevo!

Qué ganas tenía de volver a comer japonés auténtico. Esto es lo que hemos comido hoy, por 5€ de nada. Aunque Japón tenga fama de caro, en realidad puedes comer super barato.

IMG_20140305_121145

Esta tarde hemos quedado con Kirai y otros expatriados para ir a cenar por Shibuya. Pero eso será ya en otro post 🙂

¡Nos vemos!

Comments 4 comments

  • mnico

    Javi, tus palabras han hecho que pueda viajar a Japón durante unos instantes un mes antes de lo previsto jeje.
    Te animo a que sigas contando cosillas y dandonos recomendaciones para los que, en tan solo 31 días, estaran en este país tan emocionante!!
    Pd: tengo la sensación de como si tuviera 6 años y fuera a conocer los Reyes Magos dentro de poco jeje

    March 5, 2014
  • ANDREA

    Hola, tito. Espero que te lo pases muy bien. Y espero que te diviertas mucho y que comas dorayakis. Un beso. Te quiero.

    March 5, 2014
  • Tono

    Te sigo tio,escribe mucho.

    PD: Cabroooooooooooon!!!!envidia infinita:)

    March 6, 2014
  • Dani

    Te leo desde mi humilde estudio en Sevilla, preparando religiosamente mi viaje a Japón en verano, gracias a tu blog, al de Kirai y al de tantos otros que hacéis posibles más fácil viajar con vuestra experiencia.
    Tras leerte me he transportado allí, sin aún haber pisado dichoso país.

    Me invade envidia sana, sólo deseo que sea finales de Julio ya.

    Sigue escribiendo tio.

    April 7, 2014

Add your comment