«Ask Me Anything» sobre Erasmusu y más

0 comments | in | about Startupea | abril 4, 2021

Me he animado a hacer pública una ronda de preguntas y respuestas que organizaron Corti y Luis Díaz de Product Hackers en su canal de Slack. Relacionadas con mis años en Erasmusu y proyectos previos, pero también hubo preguntas más filosóficas. Para tener algo de contexto podéis leer más sobre Erasmusu y otras cosas mías aquí.

Se han perdido algunas de las preguntas y respuestas que se ve que no copié bien (los AMAs de este canal se destruyen pasado un tiempo), pero bueno, ya de por sí era largo, creo que hay suficiente chicha.

La característica principal de estos «AMAs» es la de poder hacer peguntas de cualquier tipo y que se puedan responder sin pelos en la lengua. Así que podéis añadir más preguntas en los comentarios al final de post o directamente en el hilo de twitter y las iré respondiendo igualmente 😃

Tras tu salida de Erasmusu. ¿Por qué buscar un CEO externo y no alguien que ya estaba en la empresa?

En Erasmusu hemos sido siempre de promoción interna. Es lo ideal, una persona con los valores de la empresa ya imbuidos y que ha crecido a lo largo de los años y coge un puesto de responsabilidad. Todos los Heads y Team Leaders (los cargos que tenemos) han surgido así.

Pero este puesto era algo muy especial. Un CEO tiene que saber un poco de todo y mucho de nada. O mucho de unas cosas concretas y algo del resto. Y en cambio en Erasmusu todos estaban altamente especializados en sus areas de competencia. Necesitábamos alguien además que tuviera experiencia de varios años en otras startups, que hubiera dirigido equipos grandes y que fuera muy bueno en al menos varios de estos puntos y con algo de conocimiento mínimo en todos ellos: producto, tecnología, finanzas, datos, marketing, ventas, soporte, rrhh. Y encima que encajara con nuestros valores y filosofía. ¡Ahí es na!

Así que hice un esbozo de lo que buscábamos y nos pusimos a manos a la obra. El proceso de selección fue muy largo, con muchas entrevistas por mi lado y por el lado de la empresa que nos adquirió hace 3 años (Spotahome).

Finalmente dimos con Miguel Díez Ferreira, un veterano de internet y con unas competencias brutales que sin duda va a estar a la altura del reto 🚀

¿Cuál es tu background a nivel de formación?

Comencé Ingeniería Informática en la UM pero la abandoné cuando comenzamos en serio con Erasmusu. Yo diría que tras el instituto el 95% de mi formación real ha sido autodidacta. Siempre me he movido a medio camino entre el diseño y el desarrollo. Me gusta el diseño gráfico, el diseño 3d, el desarrollo de videojuegos, la programación, el marketing, las ventas, las finanzas, la inversión… me gusta casi todo.

En general me apasiona el punto de intersección entre diseño (visual) y tecnología, supongo que por eso me gustan tanto los videojuegos y todo lo relacionado con el desarrollo de videojuegos. Pero también las webs, apps, etc. Más recientemente también me ha llamado la atención la burbuja ola de los NFTs y estoy apoyando a unos artistas locos a lanzarlo uno muy especial: La historia cyberpunk de Devotion NFT: de Lanzarote a Berlín).

Mis modelos mentales de «wow, ¡qué crack! ¡así quiere ser yo!» son típicos «hombres orquesta» como @levesio o sin ir tan lejos, comenzando ahora: @jacintofleta.

Es decir, no ser especialista en nada, pero poder crear y lanzar productos en fases iniciales pudiendo reunir uno mismo todas las piezas al saber un poquito de todo.

¿Cuál fue tu primer proyecto?

Pues que no diera un duro, alguna movida en el MSX con 9 años. Un pong o un programa de recetas de cocina 😃. También recuerdo crear una especie de «Paint Brush» en Basic en el MSX intentando copiar el que tenía mi vecino en su PC.

Y lo primero que me dio alguna peseta, con 18 años un videojuego llamado Snap Mahjongg. El clásico solitario. ¡¡¡Anda mira, qué cabrones, todavía se vende en Amazon!!! Me están dando malas puntuaciones porque ya no funciona en las nuevas versiones de Windows, jajaja. El caso es que me tangó la distribuidora y en total solo vi 2.000€ y jamás me enviaron un reporte con el número de ventas ni absolutamente nada. Pero pasé de poner una demanda, era un chaval. Me haría ilusión al menos saber cuántas unidades totales ha vendido a lo largo de estos 20 años. 

¿Y cuál ha sido tu último proyecto?

Los últimos 11 años he estado 100% centrado en Erasmusu.com. Spotahome la adquirió en 2018, pero yo he seguido (por gusto, no por contrato) como CEO hasta hoy en día. Finalmente salí en enero de esta año (2021).

A título personal, para mi socio y amigo del alma Emilio y para mí ha sido una venta de esas «que te cambian la vida» al menos en lo económico. Pero aunque muy contentos, ninguno de los dos hemos cambiado nuestra forma de vivir demasiado, porque realmente el dinero fue una consecuencia afortunada (mucha suerte) de haber trabajado en algo (Erasmusu) que nos permitía plena autonomía, nos suponía un reto continuo, era divertido y cuya recompensa era parecida a la que tienes cuando consigues dominar un juego de mesa muy complejo con muchos parámetros (eso sí, con mucha responsabilidad hacia el equipo). Encima ha dado dinero, ¡pues genial!

Hace 5 años escribí sobre los primeros años de Erasmusu: Emprender en España sin inversión: el caso de Erasmusu.com y supongo que cuando salga, antes o después, escribiré un post sobre los últimos 6 años que han sido moviditos: haciendo crecer los equipos de 6 a 60 personas, la venta de la empresa, el parón brutal del Covid y la lenta recuperación, etc.

También durante ese tiempo algún «pet project» tonto he sacado, chorradiñas como 3D Bundle o Tomato Alert pero que me entretuvieron bastante.

Estos 11 años he intentado igualmente viajar tanto como he podido y durante temporadas largas he estado trabajando en remoto, por gusto, desde otros países como Bélgica o Japón.

¿Qué es lo que más te gusta hacer a nivel profesional?

Disfruto mucho del proceso creativo. La unión entre tecnología/programación y diseño/visual. Pero como comentaba arriba, soy super curioso y me gusta aprender sobre temas muy diversos y en ocasiones acabo, durante unos años, profundizando bastante en temas por necesidad (como en marketing digital o ventas, dado que lo necesitaba Erasmusu).

¿Cuáles son tus principales pasiones a nivel personal (hobbies, etc.)?

Aquí también me gustan cosas muy diversas y me va por rachas intermitentes que me pueden durar años o meses. Otras las hago más a menudo. Me gusta viajar, diseñar, dibujar, leer, la gastronomía, invertir, el cine, la fotografía, los videojuegos, programar, los juegos de mesa. También me gustan mucho las personas. Si recuerdo cualquier momento feliz del pasado en mi vida siempre hay otras personas en el recuerdo, así que aunque a veces me puedo tirar tres días prácticamente encerrado metido en algún proyecto o con un videojuego (no tengo hijos, tengo mucho tiempo libre) por otro lado compenso luego interactuando mucho con amigos, compañeros de trabajo y familia. Durante un tiempo y como nos ha pasado a muchos llevaba regular el tema del covid por eso.

¿Tienes algo ya en mente para siguientes proyectos o cómo te planteas tus próximos meses? ¿Qué te motivaría hacer?

Bueno, como todos los que montamos cosas, tengo libretas/docs con un montón de chorradas apuntadas de proyectos que me gustaría hacer: desde artículos a escribir, cosas a pintar, posibles negocios, experimentos de todo tipo, etc. Ahí están, la mayoría no verán nunca la vida. Lástima no poder vivir hasta que uno quiera 😃.

Pero no he dejado Erasmusu con nada concreto en mente más allá de que me gustaría pasar, mínimo, un año sabático de descanso, introspección, viajar y estar con la familia y amigos según lo permita el Covid y entretenerme con pequeños experimentos de diseño y programación pero sin la presión de que se conviertan en negocios.

Si no fuera por la pandemia, sin duda me iría a dar la vuelta al mundo en plan mochilero. Echo de menos los viajes al Tíbet, Japón, México, Bali y otros destinos en los que estuve en el pasado. Ojalá se pueda volver a viajar pronto.

Algo en lo que sí estoy bastante activo y que quiero mantener es la inversión en Startups. Pero me tengo que calmar que voy demasiado a tope (es lo malo de ser emprendedor y estar acostumbrado al riesgo, todas las ideas y proyectos me parecen fenomenales y factibles y con potencial de petarlo). Pero la realidad, como sabemos todos los que estamos por aquí, es que lo más probable es que una startup fracase, y no lo contrario 🤔.

Yo quiero irme unos meses a currar desde Japón pero me preocupa el tema horario. ¿Cómo lo compaginaste? ¿Difícil cuadrarlo con España?

¡Hola Mario! Mi relación con Japón es muy especial, es mi país fetiche, me tiene enamorado. En total he realizado 4 viajes. Cuando estuve viviendo allí estuve en total 3 meses que es lo máximo que permite el visa de turista. Estuve un mes en Tokyo, un mes viajando sin parar y otros mes en Tokyo de vuelta. Tengo algunos posts antiguos sobre Japón como este: «14 cosas que te sorprenderán cuando visites Japón«.

Hice muy buenos amigos: un grupo de españoles como @kirai o @zordor que se han instalado allí y llevan viviendo más de 15 años. Así que las siguientes veces aprovechaba siempre para ir a verlos. La verdad es que estoy deseando volver… cuando se pueda.

Sobre el teletrabajo, aunque en ese momento ya teníamos oficina, para nosotros no era algo desconocido, porque los primeros 3 años de Erasmusu habíamos estado currando ya a distancia (desde 2008). Así que básicamente seguimos utilizando las mismas herramientas y procesos que ya conocíamos.

Algo que siempre hicimos muy bien Emi y yo y que mantuvimos hasta el día de la venta de Erasmusu en 2018 fue la de cobrar según las horas trabajadas. Cuando comenzábamos a currar le dábamos a un botón en una app que ya no existe que se llamaba «Slimtimer» y cuando terminábamos lo mismo. La parábamos para comer, etc. Y al final de mes, según las horas echadas, cobrábamos. De esta forma jamás hubo malos rollos en cuanto a que por ejemplo yo podría estar en Japón tocándome la badana… pero iba a cobrar menos que mi socio Emilio que estaba echando más horas.

💬 Corti: Mola mucho el enfoque de cobrar según lo trabajado, o al menos tener esa independencia de elegir qué hacer. Que bueno!

Bueno en aquel momento éramos 5 personas en la oficina, así que era todo sencillísimo. No me necesitaban para temas síncronos para nada. Todavía no existían los equipos comerciales ni de soporte que fueron a lo que más tiempo síncrono tuvimos que dedicar hasta que terminamos de montarlos (tras un par de años) y dejarlos bien delegados en magníficas personas: Blanca, Giulia, Jorge y Alessandra. Antes de todo eso, siendo tan pocos había escasas reuniones y jaleos. En fin, muchas de las cosas buenas que tienen los equipos pequeños. ¿Se nota que salgo algo escocido de los equipos de más de 50 personas? Jajaja. ¡Ay, las personas! No se puede vivir con ellas, pero menos sin ellas 😃.

¿Cómo se lidia mentalmente con esa reducción brutal de plantilla por el COVID? ¿Cómo llevaste el equilibrio racional-emocional en la ejecución de una decisión de este calado?

Malamente, han sido meses difíciles. Por fortuna conseguimos evitar el ERE y hacer «solo» un ERTE, que si bien es malo, al menos la gente seguía cobrando parte de sus prestaciones.

La verdad es que pienso que si el gobierno hubiera ideado alguna fórmula para que las empresas en las que la gente pudiera trabajar en remoto el dinero del estado destinado a los ERTE mantuviera a las personas no paradas, sino trabajando (pagando una parte la empresa si fuera preciso) hubiéramos quizás tenido una receta ganadora a nivel España. En algunos países como Holanda sé que lo han hecho así… aunque con la picaresca española igual se habrían aprovechado muchos empresaurios… no sé.

En fin, la decisión tuve que tomarla muy rápidamente. Y con el tiempo me alegro de haberlo hecho así. La verdad es que me sorprende haber podido «pulsar ese botón» con tanta celeridad y sin conocer el futuro. No había pasado ni una semana del confinamiento pero la verdad es que lo veía claro: esto iba para largo. Así que hicimos el excel más triste que he hecho en mi vida: uno en que cada línea eran gastos en personal y gastos variados y había que decidir qué eliminar y qué personas «pausar» en el ERTE.

De 60 en activo pasamos a 15. Y lo que más temía es que me hubiera pasado… pero todo lo contrario, el tiempo nos dio la razón.

Por un lado me da mucha pena, pero otro lado estoy orgulloso de que los que tomamos esta decisión lo consiguiéramos planificar y ejecutar tan rápidamente (antes incluso que Spotahome) y que diéramos con una fórmula que no dejara a nadie en la estacada (todos tenían sus prestaciones).

Creo que fue lo correcto. Lo que había que evitar era quedarse bloqueado por la situación.

¿Cómo ha sido el proceso de «enamorar» a Miguel para que tomara el relevo como CEO?

Viene de largo. En 2019 cuando buscábamos COO ya estuvo en el proceso de selección. Finalmente en aquella ocasión nos decantamos por alguien que también trajera el apartado tecnológico: un CTO/COO que fue Alberto Diez (que dio finalmente el salto a PC Componentes hace unos meses).

Lo bueno de Miguel es que ya se había enamorado de Erasmusu en aquella ocasión, así que esta vez fue volver sobre él, preguntarle (esta vez no para ser COO sino CEO) y ver que la idea seguía motivándole. Me siento muy afortunado de que accediese.

Miguel ve el potencial en Erasmusu como lo vemos el resto del equipo. Sabe que ha habido una curva en la que hemos perdido velocidad, pero que al igual que pasará con las agencias de viajes, aerolíneas y otros negocios que dependen de la movilidad, cuando la pandemia esté bajo control volverá a ir como un auténtico cohete.

A Miguel le agradezco su paciencia en cuanto al proceso de selección, que ha sido largo de más, sobre todo porque desde Spotahome querían conocerle muy bien antes de tomar la decisión. Yo vi bastante claro el encaje pronto.

¿En qué te has equivocado? Es decir, si tuvieras que montar Erasmusu de cero otra vez, ¿qué cambiarías?

Pues le haría caso a mi amigo ahora multimillonario que en 2011 me habló de BTC y meses antes de ETH (y pasé de ambos temas) y habría metido todos mis ahorros ahí… jajaja. True story.

A ver, me centro. Erasmusu.

Son tantas que voy a intentar dar con las 3 de más peso. Pero ya se sabe, «a toro pasado» todo está muy claro:

  • No habría dejado pasar 4 años en los que no vendíamos absolutamente nada en Erasmusu (excepto los cacahuetes que nos daban la publicidad) y habría lanzado la primera versión ya muy centrada en el tema de reservas de alojamiento de larga estancia. Cosa que no hicimos hasta casi 6 años después del lanzamiento y que es el pulmón de acero actual.
  • Hubiera entrado también casi al mismo tiempo en otro negocio millonario: el de la educación y la intermediación entre los estudiantes y las universidades para cursar Másters y Grados. Cosa que aun sabiendo que hay empresas que con solo 3x más tráfico que nosotros generan 10x más ingresos no hemos lanzado hasta… agárrate que te caes… ¡2 meses antes de mi salida! De hecho esta sección es mi último regalico para Erasmusu. En el primer mes facturamos 30.000€
  • Habría construido el equipo comercial de telemarketing y el de marketing digital mucho antes. E incluso lo habría intentado hacer de forma distribuida como los chicos de GrowPro: lo hacen mediante video tutoriales de forma que cualquier persona puede formarse a distancia y trabajar con ellos desde cualquier parte del planeta.

Esas son solo 3 que me han venido a la cabeza ahora. Pero hay muchísimas cosas que haría de otra forma. Pero claro, ahora cuento con información ya no solo privilegiada, sino que conozco el «futuro» con respecto a 2009. Eso es trampa. No es realista 🙂.

💬 Ismael: Son 3 conclusiones muy buenas, es muy común echar la vista atrás y pensar que había que haber monetizado mucho antes. Gracias por la respuesta.

💬 Bosco: Qué bueno! Gracias por tanta transparencia. 👏👏👏

¿Echarás de menos Erasmusu?

A la gente de Erasmusu, a las personas, ya las echo de menos. Y seguro que dentro de unos años, sentiré muchísima nostalgia. Echaré de menos estos años tan intensos sin duda.

¿Cuáles son ahora tus motivaciones personales y profesionales?

Algo bueno que tengo y que aprecio mucho por el mero hecho de tener son mi curiosidad y motivación. La curiosidad a su vez creo que trae creatividad, porque al final la creatividad no es más que tomar retazos de cosas y juntarlos… y si eres curioso pues te expones a un montón de retazos diferentes que poder coser luego. Si encima tienes motivación, te permite entregarte a tope.

Si tienes esas dos, da igual que no seas el mejor en algo o el más listo… porque con el martillo pilón, dale que te dale al final van saliendo las cosas. 

Me motiva crear productos y servicios en general. Pero sobre todo como ponía por arriba el punto de inflexión entre tecnología y algo visual (videojuegos por ejemplo). Pero me gusta ir probando de todo, la verdad.

Me gusta ver cómo otras personas interaccionan con algo que he creado. Y eso es muy amplio: puede ser una web o una app, un videojuego, un relato, un libro, casi cualquier cosa.

Y como a todo hijo de vecino, me motiva lo que a todos: tener autonomía, retos y recompensa por esos retos (no necesariamente económica).

¿Qué nos recomendarías a los que estamos en el barro? Con ánimo de ayudarnos

¡El barro! Barro comemos todos y a veces a diario. He comida fango hasta la traquea en Erasmusu este año con el Covid 🙂. Y en general todo el mundo este 2020 ha bregado con el lodo por la pandemia.

Pero bueno, así en general, tres recetas ganadoras:

  • «Work as hobby«. Que tu trabajo sea algo que te apasione y que casi que harías sin cobrar 🙂. Es complicado, pero si consigues esto, tendrás muchas papeletas para que ocurran cosas buenas a tu alrededor.
  • «Nick Fury«. Rodearte de personas mucho más listas y sabias que tú, que a veces se pega algo. Te pondrán al límite y aprenderás mucho más. Debes intentar ser como Nick Fury: no tienes super poderes, pero convences a los que sí los tienen para unirse y trabajar juntos.
  • «Enjoy the road«. Recordar que lo que se disfruta es el camino, que la felicidad no está en la meta sino en el día a día. Todos a los que conozco que han tenido éxito en sus proyectos y empresas coinciden en esta máxima.

Corti: Que maravilla leerte, Javi, muchos aprendizajes y sobre todo se respira paz.

Yo: Lo de la paz… tendrías que conocerme, jajaja. Soy «un culo inquieto» como diría mi madre.

Luis: ¡Me encanta este AMA! Muchísimas gracias Javi, ¡me encantaría conocer en persona!

¿Por qué seguiste tanto después de la venta de Erasmusu? ¿Qué ha cambiado?

No tenía ningún tiempo de permanencia mínimo pero me encantaba Erasmusu y el equipo. Quería antes fortalecer todo lo posible los equipos, empoderarlos aún más y hacerme totalmente prescindible. Y disfrutar algunos años más viendo algunas cosas que quería ver hechas terminadas. Lo explico al detalle en mi carta de despedida.

Jesús: Brutal este AMA, enhorabuena por el currazo y la venta. ¡Javi! Yo fui usuario hace no tanto de Erasmusu cuando buscaba recomendaciones en Budapest.

Y ahora que han pasado 3 años, ¿crees que fue la decisión correcta vender la empresa?

Estoy contento, sí.

Tuvieron además que cumplirse varias premisas antes de que Emilio y yo nos decidiéramos a ser adquiridos por Spotahome:

  • La web y la marca de Erasmusu debían seguir en paralelo con las de Spotahome. Lo contrario, redirigir el tráfico por ejemplo, habría sido un tiro en el pie. Erasmusu tiene un SEO de escándalo y una marca reconocida por la mayoría de Erasmus.
  • Blindamos al equipo: no podían despedir a nadie del equipo durante al menos un año. Esto era para dejar claras las bases en cuanto a que el equipo no debía sufrir, si acaso verse beneficiado, por la adquisición.
  • La caja que había disponible en Erasmusu debía ser destinada a repartir entre los trabajadores el día de la venta. Como premio por haber estado ahí.
  • La valoración de la empresa la marcábamos nosotros (Emilio y yo). Y lejos de estar dispuestos a regatear, lo que haríamos sería ir subiendo la valoración conforme crecía el tráfico de Erasmusu si la negociación se alargaba mucho.

Fue un proceso de venta largo. Y aún con dudas, tuve cierto alivio mental el día de la venta: «bueno, ya está decidido, está hecho». Porque incluso días antes de la venta dudábamos de si estábamos haciendo o no lo correcto (nuestro amor por Erasmusu no conoce límites).

El tiempo nos dio la razón. Y al final fue una cuestión de valores. Al equipo de Spotahome no le cabe el corazón en el pecho y sus fundadores Artacho, Bruno, Bryan y muchos más de su equipo los considero hoy en día grandes amigos. Nos dieron libertad máxima y seguimos en paralelo como dos marcas diferenciadas, pero ayudándonos en todo lo que podíamos.

Y en cuanto a la decisión de terminar mi ciclo y finalmente salir: Erasmusu me gusta muchísimo y he estado incluso 3 años más en ella después de la venta. Pero por mucho que te guste el chocolate, si bebes 20 tazas de chocolate al día durante 11 años, igual se te sale el cocholate (digo, el chocolate) por las orejas. Ya sentía desde hace año y pico que necesitaba terminar el ciclo y dar esta etapa por terminada. Y haber sido con un muy buen exit en lo económico y con la compañía aún con mucho potencial futuro para los que quedan hacen que sienta que ha sido un buen cierre y que la decisión fue la correcta.

Otra pregunta por aquí tirando por los hobbies, ¿quiénes dirías que son tus referentes a nivel fotográfico?

Me gustan muchos las fotografías callejeras de @kirai y @victorianoi pero voy sesgado porque son amigos y entonces aún las aprecio más. De los mejores recuerdos que tengo haciendo fotos fueron con Héctor paseando por Tokio… con historia de yakuzas inclusive, jaja.

¿Por qué no salisteis a vender la empresa antes?

En realidad siempre estuvimos «en venta» (abiertos a hacer fuerza común al menos) y lo comentábamos a todos los competidores e intentábamos conocerlos a todos y llevarnos bien con ellos. Pero hasta que estos competidores no comenzaron a tener rondas de inversión grandes no fue posible la adquisición.

Siempre hemos sido de «La cofradía del puño cerrado». Lamemos hasta las piedras para recuperar la sal. Si en algo hemos sido buenos es en eficiencia y el tráfico orgánico, porque el producto salta a la vista que el de la competencia es mejor en cuanto al visual, etc.

Comentarios (0)

Añade tu comentario